¿Merece la pena comprar un iPhone?

Atrás quedan los tiempos en los que era bastante corta la lista de fabricantes de teléfonos móviles: Alcatel, Nokia y Sony Ericsson eran algunas de las pocas marcas que formaban parte del mercado. Sin embargo, en los últimos años ha aumentado drásticamente la cifra de compañías que se dedican a dar forma a sus propios terminales. De hecho, en pleno 2022 el listado es más extenso que nunca. Una de las marcas es conocida como Apple.

La compañía californiana fue una de las más influyentes en el sector de la telefonía móvil. Y es que en junio del año 2007 lanzó el primer iPhone de la historia, un modelo que sentó un antes y un después. Las pantallas táctiles empezaron a apoderarse del mercado y surgieron infinidad de modelos, sobre todo a raíz de la irrupción del sistema operativo Android que le hacía la competencia al de Apple: iOS.

Precisamente el sistema operativo es uno de los aspectos que hay que tener en cuenta al comprar un iPhone. ¿Merece la pena hacerse con él? No existe una respuesta única, puesto que depende de las necesidades y exigencias de cada usuario. Aun así, vamos a profundizar en aquellos detalles que adquieren más importancia a la hora de tomar una decisión de tal calibre.


Sistema operativo

Lo primero que tienes que valorar al comprar un iPhone es su sistema operativo, el cual presenta numerosas diferencias respecto a Android. Y es que iOS es mucho más cerrado, ofreciendo al usuario menos libertades. Lo notarás enseguida, ya que algunas acciones que estabas acostumbrado a realizar y que antes podías hacer sin problemas, tal vez ahora no puedas llevarlas a cabo o tengas que efectuarlas de una manera bastante más tediosa y engorrosa.

Obviando este aspecto negativo, todo lo demás es muy positivo. Android está pensado para ser compatible con una ingente cantidad de terminales, mientras que iOS se programa específicamente teniendo en cuenta las características de la gama iPhone. Ello da pie a que todo funcione mucho mejor. La fluidez de iOS es máxima, dando gusto navegar por los menús y personalizarlo todo a tu gusto.

Por otra parte, iOS permanece actualizado durante muchos años. Precisamente este aspecto da pie a que puedas comprar un iPhone antiguo sin miedo a que la compañía de Cupertino te deje tirado sin nuevos parches de seguridad o mejoras como el aumento de estabilidad e incluso de la rapidez con la que trabaja el S.O. del smartphone en cuestión.

A todo lo ya mencionado hay que sumar un aspecto que adquiere una gran importancia: la intuitividad. Utilizar un iPhone es fácil a más no poder gracias a lo intuitivo que es, especialmente la interfaz. Ello se traduce en que niños, adultos e incluso personas de avanzada edad se vean capaces de hacer uso de dicho terminal sin ni una sola dificultad.


Fotos y vídeos

Haciendo una foto con un iPhone antiguo

Desde hace años los teléfonos móviles son mucho más que dispositivos para llamar y comunicarse de otras maneras. De hecho, uno de los elementos más utilizados de dichos aparatos tecnológicos es la cámara. Son numerosos los usuarios que dan a las lentes una gran importancia. Si también es tu caso, no lo dudes: merece la pena comprar un iPhone.

Sus cámaras son las mejores del mercado. Desde hace varias generaciones Apple determina cuál es la calidad máxima que un fabricante de teléfonos móviles puede alcanzar. La mayoría de marcas llegan a obtener dichos resultados un par de años después, por lo que podría decirse que la empresa de la manzana mordida va varios pasos por delante en este sentido.

La excelente calidad de sus lentes se traduce en que las fotos sean muy buenas no solo de día, sino también de noche. Tanto las selfies como las imágenes obtenidas con las cámaras traseras son sobresalientes en todos los sentidos: nitidez, colores, etcétera.

No hay que olvidarse de los vídeos, los cuales también son realmente buenos. Muy pocos móviles consiguen estabilizar la escena tal como lo hacen los iPhone. Incluso si estás en movimiento constante la imagen permanece estable a más no poder, lo cual es sorprendente teniendo en cuenta que se trata de un teléfono móvil.


Calidad de los materiales

Parte trasera de un iPhone

Basta con tener en la mano un iPhone para darse cuenta enseguida de la gran diferencia que hay respecto al resto de terminales. Incluso los que pertenecen a la gama alta tampoco se acercan al nivel de calidad que tienen los acabados de los smartphones fabricados por Apple.

Ello es fruto de hacer uso de unos materiales muy buenos que trasladan a la mano una sensación premium que es difícil de describir con palabras. Eso sí, hay que decir que a cambio de este aspecto visual tan bonito generalmente los usuarios han de lidiar con un peso algo mayor respecto al de la competencia.


Precio

Llegamos al que, para muchos, es el punto que da pie a que quizá no merece la pena comprar un iPhone: el precio que tiene. En este sentido hay que decir que, a pesar de ser muy alto, está justificado.

Es decir, el desembolso a realizar para comprar un iPhone es estratosférico. Sin embargo, teniendo en cuenta tanto la calidad de los materiales como todo lo demás que hemos mencionado, es innegable que Apple ajusta bastante su margen de beneficios. Es decir, un móvil de estas características es comprensible que cueste unos mil euros o incluso más.


Conclusión: ¿merece la pena comprar un iPhone?

Para responder a esta cuestión vamos a volver a hablar nuevamente del precio para decir que, tal como hemos mencionado en anteriores párrafos, puede ser notablemente más barato si se adquiere un modelo antiguo. Al recibir actualizaciones durante unos cuantos años, sin acusar la obsolescencia que tan habitual es en el mercado móvil, pasa a ser una muy buena idea para aquellas personas cuyo presupuesto es bastante ajustado.

En caso de querer comprar un iPhone de la generación de 2022 hay que tener en cuenta el nivel de exigencia de cada uno. ¿Merece la pena? Sí, siempre y cuando seas muy exigente. En caso contrario tendrás más que suficiente con los de generaciones pasadas o con cualquier móvil de otra marca perteneciente a la gama media.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.